El masaje Kobido es un masaje facial que durante siglos estuvo reservado exclusivamente para la familia imperial y miembros de la realeza japonesa por su sofisticación, delicadeza y asombroso efecto rejuvenecedor y reafirmantes.

El masaje Kobido combina técnicas de Masaje Facial, Drenaje Linfático, Digitopresión y Shiatsu; todas tratadas desde la tradición médica y el pensamiento Oriental, y los resultados son visibles desde la primera sesión. Vamos a ver nuestra piel brillante, luminosa, fresca y más firme en un rostro sereno y radiante.

El lifting facial natural
Por sus resultados, al Kobido también se le conoce como el “lifting facial sin cirugía”. Gracias a las técnicas de Kobido, con un tratamiento continuado en el tiempo, se consigue de forma natural:

. Recuperar el tono, luminosidad e hidratación de la piel.
. Aumentar la belleza y mejorar el aspecto global del rostro, dándole un aspecto saludable y una sensación fresca y juvenil.
. Reducir progresivamente (y prevenir) arrugas, flacidez y manchas de la piel.
. Rejuvenecer y reparar el tejido facial (incluídas cicatrices).
. Estimular el metabolismo celular, haciendo que la piel se renueve más rápidamente.
. Mejorar la circulación de la sangre y el flujo linfático, aportando mayor número de nutrientes a la piel.
. Liberar la tensión bloqueada en los músculos faciales y del cuello.
. Eliminar toxinas de la cara, previniendo el envejecimiento de los tejidos.
. Equilibrar y armonizar la energía no solo en el rostro, sino también a nivel global