La presoterapia es un tratamiento de medicina estética que utiliza la presión de aire, a modo de masaje, activando el sistema linfático con el fin de mejorar la circulación en todo el cuerpo. El sistema linfático se encarga de limpiar y defender el organismo, eliminando toxinas, contenido intestinal y grasas, y combatiendo gérmenes, infecciones y sustancias tóxicas.

La presoterapia tiene innumerables aplicaciones en el campo de la estética:

• Tratamiento para eliminar grasas y toxinas.
• Tratamiento para eliminar y reducir la celulitis.
• Tratamiento para eliminar varices.
• Tratamiento para la retención de líquidos.
• Tratamiento de edemas y linfoedemas.
• Tratamiento post-operatorio tras una liposucción.

Los tratamientos de presoterapia no están indicados para:

• Pacientes con problemas circulatorios.
• Pacientes con problemas cardiacos, hipertensión o hipotensión.
• Pacientes que sufren de trombosis venosa profunda, tromboflebitis superficial o insuficiencia arteriosa.
• Pacientes con infecciones o inflamaciones en la piel.
• Pacientes que sufren de hipertiroidismo.
• Pacientes oncológicos.